Ventajas y señales del entorno

En los últimos meses el Boston Consulting Group ha estado publicando una serie de white papers, el último de los cuáles es el llamado Signal Advantage, donde se trata el tema de la ventaja que otorga a la empresa el eficaz procesamiento de las señales que recibe de su entorno y de cómo la información constituye el eje sobre el cual desarrollar ventajas competitivas.

Así, se establecen los beneficios, recomendaciones y algunos ejemplos de empresas que, concienciadas con la importancia y el valor de la información para analizar y reorientar su modelo de negocio a corto plazo, han desarrollado sistemas de alerta basados en la captación, procesamiento, extracción de señales relevantes y acción estratégica en base a una correcta metodología de detección de las mismas.

Como buenas prácticas, éstas desarrollan toda una serie de aptitudes en su enfoque y acercamiento a la información, como son:

– Captan, interpretan y actuan sobre señales externas e internas sobre la base de una correcta gestión de la información y su uso como herramienta estratégica.

– Éstas van un paso más allá en el análisis de la información, discriminando correctamente la información relevante de la no relevante, reconociendo patrones en grandes volúmenes de información y haciendo servir herramientas de visualización en vistas a favorecer la toma de decisiones.

– Contemplan la acción como un proceso continuo y sistemático, siendo el sistema de información el sistema nervioso sobre el cual detectar señales y readaptarse al cambio de manera constante.

Un buen ejemplo de cómo el acopio y procesamiento de la información correcta en el momento correcto supone una ventaja para la empresa.

  • Informe del BCG (vía @josema_castro).

El papel del documentalista en labores de inteligencia empresarial

Directamente relacionado con la profesión del responsable del blog y como punto de partida del mismo, me gustaría hacer una pincelada a las definiciónes  aceptadas tanto de documentalista como de vigilancia tecnológica, para después comparar y hacer un breve análisis.

De esta manera, el Col·legi Oficial de Bibliotecaris-Documentalistes de Catalunya (COBDC) establece que:

la misión del bibliotecario-documentalista es la de gestionar los recursos de información para satisfacer los intereses generales de una comunidad o los particulares de una organización pública o privada.

Por otra parte, la definición de vigilancia tecnológica que establece la norma UNE 166006:2006 EX corresponde a un:

Proceso organizado, selectivo y permanente de captar información del exterior y de la propia organización sobre ciencia y tecnología, seleccionarla, analizarla, difundirla y comunicarla, para convertirla en conocimiento para tomar decisiones con menor riesgo y poder anticiparse a los cambios.

Por lo que se puede observar, el punto en común que une al profesional de la documentación con la vigilancia tecnológica es el papel central que ejerce la información como vehículo para satisfacer unas determinadas necesidades, que en el papel tradicional del bibliotecario-documentalista se han enmarcado en un entorno de biblioteca, archivo, hemeroteca o medio de comunicación, pero que con la constante evolución de las tecnologías, entornos y  necesidades cambiantes de las empresas dan lugar a nuevos perfiles (con diferentes nomenclaturas -gestor de contenidos, data scientist, content curator, etc, etc,.-) en los cuales el documentalista puede aportar sus conocimientos y aptitudes en la tarea de gestión de la información.

Y es que los procesos en la vigilancia/inteligencia: captación, filtrado, categorización, análisis, almacenamiento  y difusión de la información son los habituales en el ciclo de vida de la información de cualquier organización donde ha desempeñado sus funciones tradicionalmente el profesional de la información. Así, es en esta tarea de gestión donde éste aporta su valor añadido, creando y supervisando los procedimientos para la gestión de la información estratégica para la empresa.