Patentes: Una fuente de información estratégica para la empresa

Podríamos definir una patente como un monopolio concedido por el Estado en el que se concede una protección a una invención a cambio de la divulgación completa de la misma en una publicación. Ésta confiere derechos para impedir que la invención de un tercero copie o infrinja la invención.

La patente es fruto de una investigación aplicada, no se puede patentar una proposición teórica, teniendo que estar aplicada a un aparato, producto o procedimiento.

Sin embargo, hechos como el recorte en el acceso a las bases de datos del ISI Web of Knowledge por parte de la FECYT, entre las que se encuentra Derwent Innovation Index, fruto según el organismo de un bajo consumo (según sus datos podemos inferir que su consumo por parte de la comunidad científica española varía entre un 1% y un 7%), o los comentarios y observaciones de algunos colegas de profesión, hacen pensar que el uso y explotación de este tipo de documento no es, ni mucho menos, el deseable.

En efecto, como toda fuente de información estratégica, presenta sus pros y sus contras. Desde el punto de vista de la vigilancia tecnológica, y dejando de lado los aspectos legales, algunos de sus puntos fuertes son:

– Como comentábamos, constituyen un indicador de la investigación aplicada en el ámbito industrial. Su cercanía al mercado es mayor que cualquier otro tipo de información fruto de la investigación, por lo que podríamos discernir y anticipar movimientos de un determinado mercado a medio plazo.

– Contienen la información más reciente. Cualquier divulgación anterior a la solicitud de la patente mediante otras vías denegaría el derecho a la protección.

– No sólo contienen novedades, sino el estado del arte de un área o subarea. Muchas de ellas se publican junto con un informe sobre el estado de la técnica, con las referencias encontradas por el examinador que pueden afectar a la novedad de la invención.

– Contienen información que no se divulga en ningún otro tipo de publicación. Está comprobado que alrededor del 70% de la información divulgada en patentes durante un año no aparece en otro tipo de publicaciones hasta al menos, 5 años después.

– Presentan códigos de clasificación que permiten un acceso selectivo y preciso a la información. En este sentido, la CIP (Clasificación Internacional de Patentes), presenta unas 65.000 clases, subclases y grupos que facilitan la consulta.

– Tienen un formato uniforme a nivel mundial: Primera página, descripción, reivindicaciones y dibujos. Independientemente del idioma o oficina de patentes que la tramite.

– Contienen la práctica totalidad de las tecnologías aplicadas por la industria a nivel mundial, permitiendo por ejemplo la ingeniería inversa.

– Permiten estudios métricos, al contener información muy estructurada, facilitando su explotación y creación de Inteligencia para la toma de decisión.

Anuncios

11 pensamientos en “Patentes: Una fuente de información estratégica para la empresa

  1. Hola Raul,

    Menos mal que estas tu metiendo caña sobre estos temas…..Gracias de antemano…
    Con respecto a lo que escribes, tienes razón en todo, pero yo lo matizaria…Por ejemplo: Contienen la práctica totalidad de las tecnologías aplicadas por la industria a nivel mundial, permitiendo por ejemplo la ingeniería inversa es matizable. La mayoria de las veces es imposible ya que o los rangos son muy amplios o los datos no son todo lo especifico que deberían. Es decir si lo optimo son 2,3 ppm en la patente se recogerá que lo valores van entre 2 y 3 ppm (partes por millón). Si la composición tiene muchos compuestos, muchas veces se omite intencionadamente alguno….
    Otro problema que tienen es que la patente se publica una vez presentada en la Oficina de Patentes, que no concedida (son dos pasos diferentes)…y eso genera mucho ruido documental.
    La muchas de ellas no tienen el Informe sobre el estado de la técnica….En fin, que tienes toda la razón del mundo, pero no todo el monte es orégano. Un saludo

  2. Hola Lara,

    Primero agradecerte el comentario, y más viniendo de alguien con tus conocimientos en la materia.

    Coincido con lo que dices, precisamente tenía pensado escribir también sobre algunos puntos a tener en cuenta a la hora de tratar con patentes para la VT ya que es un campo bastante farragoso y como dices: “todo el monte no es orégano” (ya tengo título para el post!). Por cierto, no se si has leído “How to read a patent in 60 seconds” (http://bit.ly/9NUpBo). Un post bastante simpático del tema.

    La intención del post era: “Hey, mirad las patentes porque podéis sacar información muy valiosa que posteriormente tendréis que analizar, interpretar y aprovechar”.

    Gracias otra vez,

    Saludos.

    • Si si que lo leí…Es más creo que lo lincaste (ups!!!….palabro) tu en tuiter….Muy simpático ;·) Y sí, las patentes son la fuente de información menos utilizada de las que se pueden encontrar en Internet. Y es curioso, porque muchas veces se paga por una información que está al alcance de la mano. Las patentes son bajo mi punto de vista uno de los documentos de los que mas información se puede extraer frente al coste de conseguirlos (información vs €). Cuando doy algún curso es donde mas me paro. Me parece básico saber manejar los documentos de patentes. Creo que debería ser una asignatura en Documentación. Es como tener disponible la ESPASA en tu biblioteca y no saber buscar las entradas en la enciclopedia….un desperdicio, informacionalmente hablando…Y aunque resulte redundante o pesada….Es gratuito!!! Será eso quizá lo que no convenza???? lo gratuito no se valora en su justa medida….;·)

  3. Sí, sí, lincar… Está a la orden del día, no eres la única, no sé cuánto tardarán en incluir la definición en el diccionario de la Real Academia.

    Está claro que la relación información / precio es bajísima como comentas.

    Aparte de que quizás lo gratuito no se valore en su justa medida, creo que no acaban de convencer por su a veces difícil comprensión: lenguaje poco entendible para quien no las trabaja habitualmente, ilustraciones sin escala, etc. Además, el hecho de creer que no son en ningún caso utilizables, por peligro de infracción, desalienta su explotación. (Sin tener en cuenta que un porcentaje muy grande de patentes son de libre explotación: no se acepta finalmente la solicitud, se dejan de pagar las tasas o caducan).

    Tendrían que formar parte de los estudios de Documentación. 100% de acuerdo. Imagino que cuando se tenga más en cuenta la perspectiva y posibilidades del documentalista en labores de vigilancia/inteligencia empezaran a formar parte del programa de estudios.

  4. Pingback: links for 2010-09-20 « Blog del Curso de Innovación en Aproema

  5. Hola a to@s,

    Alguno de vosotros ha intentado patentar en España?? En la OEPM de Madrid??

    Yo sí, el viernes pasado una PCT, y me ha sido mas difícil rellenar y entregar los formularios que hacer la patente con todo el estudio de I+D+i que lleva.

    Pensaba que el tema funcionario-ventanilla era una leyenda urbana, pues no, y muy a mi pesar y siendo funcionario, me da pena como me han tratado, con malas caras, malos modos, dándome documentación obsoleta, a falta de mucha de ella, faltando incluso el formulario de las tasas para el banco, mandándome de una planta a otra; cuando necesitaba un formulario me mandaban a un ordenador para que me los bajara de su web, incluso el señor funcionario que recibe las “invenciones” incluso me ha obligado a ponerle los clips a las fotocopias mientras el miraba de brazos cruzados, vamos que me he tirado 4 días recorriendo el edifico, y Madrid de punta a punta, con 3000€ en el bolsillo para pagarla la PCT.

    Eso sí, algunos me han ayudado y a ellos le doy mil gracias.

    Un saludo a todos, Ángel Alonso

  6. Pingback: Las patentes como herramienta de vigilancia tecnológica « Doculinux

  7. Por suerte no he tenido que meterme en estos lios. La verdad que las condiciones para patentar, los costes y la burocracia que hay de por medio tiran para atrás a cualquiera.

    Gracias por tu comentario Ángel.

  8. Pingback: Enlaces recolectados en: infoEstrategia « Banco de Pruebas de la Herramienta de Documentalista

  9. Pingback: Las patentes como herramienta de vigilancia tecnológica | Doculinux

  10. Pingback: Las patentes como herramienta de vigilancia tecnológica » Doculinux

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s