El Social curator, nuevo intermediario del conocimiento

Un nuevo término se está haciendo hueco dentro de los entornos de información digital y social últimamente: El Social curator (relacionado con el término Content curator), o Curador de contenidos sociales, término adaptado al castellano.

Este es un término -el Curator– tradicionalmente vinculado con las instituciones culturales (museos, bibliotecas, archivos, galerías) que hace mención a la gestión de colecciones y que se podría relacionar con el término Conservador. En el mundo online lo podríamos identificar con aquella persona encargada de seleccionar, filtrar, contextualizar, poner en valor y difundir información a una determinada comunidad.

¿Y dónde podríamos situar a esta figura dentro de la cadena de valor de la información?

En un mundo donde un 1%-2% crea contenidos, un 8%-9% los selecciona, contextualiza y distribuye y un ~90% lee el primer párrafo y salta al siguiente enlace, el curador se sitúa en ese casi 10% de la posición intermedia. Un grupo donde encontramos toda una serie de perfiles asociados a la mediación y gestión de la información de diversa índole: social, académica, económica, estratégica, marketing, etc. y donde cada día van apareciendo nuevos términos a cada cual más cool (Knowledge manager, Community manager, Social curator…) para designar en términos generales lo mismo: al profesional intermediario del conocimiento encargado de gestionar información con el objetivo de nutrir de informaciones de diversa índole a un comunidad objetivo. Una información basada cada vez más en términos sociales/humanos y menos algorítmicos.

En comparación con el perfil de Vigilante estratégico, encontraríamos algunas similitudes y diferencias:

1. En cuanto a su figura:

  • La figura del profesional de una unidad de Vigilancia/Inteligencia es una figura institucionalizada, se encuentra dentro de un organigrama corporativo, mientras que el Curador no tiene porqué tener necesariamente una vinculación con una organización.
  • El Curador respondería a la figura de especialista en una materia, mientras que el Vigilante lo haría más a la de figura multidisciplinar.  El Curador social es poseedor de unas claras competencias digitales globales. Resulta más imprescindible este conocimiento en su figura que en la del Vigilante. (¿Curador = Vigilante 2.0 en tiempo real?).
  • El Curador social es una figura a menudo influyente en su comunidad. Consigue ser un mediatizador a nivel social.

2. En cuanto a su objetivo:

  • El objetivo del Vigilante es el de nutrir de informaciones con un componente estratégico -informaciones de alto valor añadido para la toma de decisiones estratégicas- a la dirección de la organización o a alguno de los participantes en el sistema. El objetivo del Curador puede obedecer a otros motivos, como tratar informaciones alrededor de un topic en base a su impacto social, inmediatez o a cualquier otra motivación expresada por su audiencia.
  • En un entorno de Vigilancia/Inteligencia estratégica resultará más importante la información que se retiene. En comparación, en la Curaduría social existirá una mayor prioridad en cuanto a la transmisión de la misma a la comunidad.

3. En cuanto a su metodología:

  • El Curador se centrará más en señales fuertes del entorno, mientras que la prioridad del Vigilante será centrarse en señales débiles, señales que puedan suponer una alerta temprana para la organización y con la que anticiparse y crear una ventaja competitiva para la misma.
  • Ambos se centran en un trabajo en red. La diferencia es que en una comunidad tipo de Vigilancia/Inteligencia existirá un número mayor de perfiles con unas funciones a desarrollar determinadas, mientras que en la Curaduría el número de actores involucrados será menor: El Curador y su comunidad de destinatarios. Por tanto, mayor complejidad y flujos de información en la primera que en la segunda.
  • En la Curaduría social existe el riesgo de la credibilidad, fiabilidad, nula calificación o sesgos de las informaciones recogidas y las fuentes de información de las que provienen. Estas informaciones sociales que se transmiten con gran impacto pueden ser pobres en cuanto a calidad y pertinencia. En la Vigilancia estas informaciones tendrán que ser filtradas y depuradas en base a criterios como su prioridad, oportunidades/amenazas, relevancia, fiabilidad, credibilidad, etc.
  • En relación a esto, podríamos decir que existe una mayor instrumentalización e importancia de la gestión de la información en los procesos de Vigilancia que en los de Curaduría social.

Por otro lado, podríamos llegar a la conclusión que todos somos Curadores en mayor o menor medida, todos tenemos nuestros gustos, ámbitos de especialización, inquietudes, formación… y hacemos circular información segmentada y direccionada en gran medida. En un entorno de aumento exponencial de la información es imprescindible una tarea de selección, filtrado, editorialización y difusión de información dando lugar a un producto de valor añadido en la frontera de la vigilancia, la documentación, la curaduría, el periodismo y la gestión del conocimiento. En definitiva, la intermediación del conocimiento, lugar donde ejerce su labor el profesional de la información.

Bloglines: Salvados por la campana

Recientemente el servicio de agregación de orígenes de datos Rss Bloglines anunciaba el cese de su actividad. Una de las principales razones era el latente cambio de tendencia en el consumo de información por parte de los internautas.

Hace pocos años la tecnología push Rss estaba en boga y todos los usuarios empezamos a utilizar agregadores de feeds para suscribirnos a nuestras fuentes favoritas. No obstante, hoy en día la web en tiempo real y el auge de la recomendación social está ganando la partida a los servicios de agregación y redes sociales como Twitter y Facebook están ganando la partida como intermediarios de información a estos servicios. La primera consecuencia se veía venir: El cierre de Bloglines.

Hasta que hace unos días Ask anunciaba que el servicio continuaría tras llegar a un acuerdo con MerchantCircle, que se hará cargo del servicio y ampliará funcionalidades en el futuro.

Una muestra de esperanza para los usuarios de Bloglines, aunque por si acaso, exportaría mis suscripciones a Google Reader, Netvibes o similar.

Corporama: Actualidad e información de empresas

Corporama consiste en un agregador de información destinado a mostrar novedades relacionadas con empresas, marcas, nombres comerciales, etc. a modo de escritorio virtual.

La interficie principal consiste en un motor de búsqueda podríamos decir “tradicional” -Google marcó la línea hace ya años y los demás le han seguido-: Logo bien visible, fondo blanco y pocas opciones de búsqueda. Banalización del usuario y que vaya rápido a los resultados.

No obstante, al ejecutar la búsqueda, en lugar del tradicional listado de resultados vemos un conjunto de widgets con información agregada de varias fuentes: Wikipedia, blogs, informaciones legales, vídeos, libros, redes sociales, etc. Es decir, un mashup de fuentes de información 2.0 que podría recordar al modelo Netvibes pero con información creada en el acto, y como comentan en la home, en la onda del real time web.

Búsqueda y creación de widgets en Corporama

Este es un servicio que desde un principio se reivindica como una herramienta orientada a la vigilancia, que podremos orientar según nuestras necesidades: Competidores, clientes, proveedores, e-reputación, etc.

Corporama cuenta además, con un servicio de alerta vía correo electrónico para la recepción de novedades que podemos parametrizar mediante el uso de palabras clave o la periodicidad de la recepción de información.

Vigilancia tecnológica con herramientas 2.0 (II)

Continuando el anterior post sobre vigilancia tecnológica con servicios 2.0, en este último me centraré en localizar algunas fuentes de información y cómo las monitorizaremos para extraer todas esas informaciones que nos podrán ser útiles.

3. Fuentes de información:

3.1 Blogs

Dentro del mundo 2.0 un recurso indispensable, en tanto que iniciador del movimiento y concepción bidireccional de la comunicación, son los blogs, en los que podremos localizar información valiosa, como nuevos productos, tecnologías, opiniones, etc. Uno de sus puntos fuertes radica en la combinación de fuente de información primaria, con contenidos propios creados por el autor del mismo, como de fuente de información secundaria, remitiendo mediante enlaces a información relacionada que nos pueda ser de interés. Además, podremos recabar opiniones y avisos de consumidores de servicios/tecnologías de fibra óptica a través de los comentarios de los mismos.

Para esto, recurriremos a Technorati y Google Blog Search, que nos ofrecerán servicios complementarios que nos puedan ser de interés: alertas, sindicación, etc., de manera que podamos estar al corriente de cambios y nuevas apariciones dentro del mundo de los blogs.

3.2. Webs y noticias relevantes en la comunidad. Envio y votación: Digg y Wikio.

Otro recurso que nos será de interés será el de mesurar el impacto que tienen noticias, posts, y artículos en las plataformas de envio y votación de noticias para la recopilación de información relevante. Así, podremos comprobar el impacto, en términos cuantitativos, de ítems aparecidos en la red y observar tendencias, comentarios, etc.

Aquí, podremos efectuar búsquedas con los términos de nuestra búsqueda inicial -“optical fiber”- y términos relacionados que hemos localizado con anterioridad y suscribirnos al feed que nos proporcionan estos servicios.

3.3. Localización de expertos:

No hay duda de que con la democratización en cuanto a la creación de contenidos que ha supuesto internet, y en especial la aparición de las tecnologías y servicios considerados 2.0 desde hace unos años, ha supuesto la aparición de personas que podemos considerar como “expertos” en una materia, no ya porque hayan publicado “x” número de artículos científicos, sean recurrentes sus apariciones en congresos especializados, o se hayan ganado una reputación a después de muchos años en un ámbito específico científico/industrial, sino porque han conseguido ganarse una reputación a través de sus conocimientos y experiencias y han conseguido llegar a una gran audiencia -en ocasiones enorme- a través de diferentes herramientas: presencia e influencia en redes sociales, presentaciones online, blogs, etc.

Para este fín, recurriremos a la red social LinkedIn que nos ofrece varias opciones para la localización de expertos, como son:

LinkedIn Grupos: Búsqueda de grupos de interés: grupos corporativos, sin anímo de lucro, profesionales,de networking, etc.

LinkedIn Respuestas: Servicio donde los usuarios plantean preguntas y reciben respuestas por parte de otros.

– LinkedIn Gente: Localización de personas en las cuales aparezcan los términos de búsqueda en su perfil (Estudios, experiencia laboral, intereses, etc.).

En segundo término, los blogs -comentados anteriormente- también nos servirán para la localización de expertos en el mundo 2.0, ya sean como autores de los mismos, o mediante el seguimiento y localización a través de los comentarios y opiniones que puedan efectuar en las entradas de los mismos.

4. Monitorización:

Como último punto a considerar dentro de nuestra búsqueda y captación de información de servicios 2.0 destinado a la vigilancia/inteligencia, un aspecto clave será definir el método con el que recabaremos toda esta información de manera constante y perdurable en el tiempo de manera efectiva y lo más cómoda y accesible posible.

Así, la monitorización de toda esta información la llevarmos a cabo a través del formato RSS, incluido en la práctica totalidad de los servicios 2.0 hoy día.

Con éste monitorizaremos:

– Las búsquedas en Delicious. Suscribiéndonos al feed de las diferentes tags que hemos localizado y considerado como relevantes a nuestras búsquedas.

– La información proviniente de los buscadores de blogs y de los blogs considerados a vigilar.

– Los ítems enviados por la comunidad a las plataformas como DiggWikio o Menéame (en español), así como noticias enlazadas por Google News y Yahoo News.

– Buscadores de orígenes de datos RSS: Search4rss o Syndic8.

– Conversaciones en Twitter: Monitter.

– Tendencias en la red: Mediante servicios como Trendistic o Blogpulse.

Vigilancia tecnológica con herramientas 2.0 (I)

En el siguiente ejemplo, vamos a tratar la búsqueda y recopilación de información para el inicio de un sistema de vigilancia tecnológica centrado en recursos de información 2.0 y que podrán resultar complementarios con otros provinientes de los recursos clásicos: webs de empresas, portales, asociaciones profesionales, etc.

Así, vamos a centrar la temática en el topic “fibra óptica” (“optical fiber”), pensando en una empresa que quiere iniciar un sistema de vigilancia con una serie de personas que van a dedicar sus esfuerzos en la sistematización y análisis de la información proviniente de estas fuentes.

Seguiremos una serie de pasos:

1. Como primer primer paso, vamos a partir de la definición del término y campos relacionados. Para este caso, acudiremos a la Wikipedia, donde encontraremos la definición, aplicaciones, ejemplos prácticos, así como las clásicas referencias, lecturas y enlaces externos, que nos servirán para ampliar fuentes y recursos de información.

2. Clasificación y categorización.
Una vez delimitado el cuerpo conceptual, apoyado no olvidemos en las necesidades establecidas previamente por la empresa, iniciamos la clasificación y categorización de la información recabada anteriormente. Para esto, recurrieremos al addon de Mozilla Firefox ClearForest Gnosis.

ClearForest Gnosis es una extensión de análisis semántico que analiza automáticamente el contenido de una página web, extrae entidades y categoriza los términos relevantes que encuentra, categorizando por ciudad, país, compañía, argot especializado, productos, tecnologías, organizaciones, etc. Su propuesta es, por lo tanto, la de organizar toda una serie de información relevante incluida en el corpus del documento para facilitar y entender el contenido semántico del mismo.

Definición y extracción de entidades con Clearforest Gnosis

En segunda instancia, acudiremos a Delicious, el famoso servicio de marcadores sociales. Este recurso nos servirá para varias cosas:

  1. Encontrar etiquetas o “tags” asociadas a nuestra búsqueda y ver cómo otros usuarios han etiquetado sus enlaces.
  2. Encontrar webs relevantes sobre el tema. Un indicador válido será el número de veces que una web ha sido etiquetada por los usuarios.
  3. Observar tendencias. Ver el número de enlaces guardados por los usuarios a lo largo de los últimos años.