Inteligencia competitiva y espionaje: Aclarando términos (II)

En relación con el post anterior y el mal uso que se hace a menudo de términos como “vigilancia tecnológica” o “inteligencia competitiva” relacionándolos reiteradamente con el espionaje, recojo algunos de los titulares que ningún beneficio aportan a la profesión:

Anuncios

Inteligencia competitiva y espionaje: Aclarando términos

Inteligencia competitiva: Aclarando conceptosEl affaire Renault levantó hace unos meses una gran polvareda mediática y un gran revuelo en la opinión pública francesa debido a las fugas de información en una empresa de gran tradición e importancia en el país vecino, como es Renault. En este caso, tres directivos fueron acusados de vender información secreta sobre tres patentes sin depositar. El impacto de la noticia se amplificó todavía más debido a dos hechos: Primero, se trata de información secreta respecto el coche eléctrico, elemento estratégico en el mercado del sector automovilístico en los próximos años. Segundo, Renault es una empresa que recibe fondos públicos.

Así, en este maremágnum mediático es inevitable que sectores y disciplinas relacionadas con la gestión de informaciones sensibles y de alto valor corporativo se vean involucradas en el debate, dando lugar a gran cantidad de informaciones y opiniones,  y que si los juntamos con la falta de veracidad, rigor y ligereza intelectual, al poder de los medios online y al efecto amplificador de las redes sociales puede dar lugar a productos informativos malentendidos, tergiversados, mezquinos y dañinos para ciertos colectivos y disciplinas.

Este es el caso de la Inteligencia competitiva, disciplina que se sustenta en tres pilares:

1. La captación, análisis y difusión de información, destinada a la anticipación del entorno competitivo
2. La protección del patrimonio material e inmaterial de la organización (segurización de los bienes informacionales, etc.)
3. La influencia, acción sobre su entorno

La Inteligencia competitiva se basa en una serie de procesos y metodologías sustentadas en la gestión de la información y una de sus máximas es la obtención siempre por cauces legales y éticos de la misma. Por tanto, choca frontalmente con el espionaje industrial. Algunas diferencias entre Inteligencia competitiva y espionaje son:

  •      La primera y más importante: La información obtenida por la IC discurre por cauces éticos y de manera completamente legal, al contrario que el espionaje, que es constitutivo de delito.
  •      Ámbito de actuación: Se considera que el 90% de la información estratégica para una empresa se encuentra de manera abierta y se puede conseguir mediante fuentes legales. El 10% restante no es accesible mediante cauces legales y corresponde a informaciones cerradas, sensibles, de carácter interno. En el primer caso actúa la IC, mientras que el segundo caso es el medio de actuación del espionaje.
  •      La Inteligencia competitiva busca una comprensión global del entorno competitivo, busca entre la enorme masa informacional de hoy en día para extraer las “pepitas de oro” que permitirán a la organización una ventaja competitiva. Por contra, el espionaje tiene un objetivo muy concreto, busca una información muy precisa sobre un actor (empresa / organización / institución / persona) en concreto. No ofrece una comprensión global del entorno sino una información muy precisa de un objeto determinado.
  •      Riesgos y retorno de la inversión: Como cualquier servicio, unidad / departamento, un buen sistema de Inteligencia competitiva necesita una serie de recursos (humanos, tecnológicos, acceso a fuentes de información)  para ofrecer a la organización un retorno de la inversión (nuevas oportunidades de negocio, alianzas, compras, amenazas detectadas, etc.) y tendrá un carácter continuo en el tiempo. El riesgo también es menor que en una acción de espionaje industrial, que  tendrá un carácter puntual, donde el carácter ilícito y fraudulento del mismo puede tener consecuencias funestas para la organización.
  •      Difusión interna. La información obtenida por cauces legales mediante un sistema de Inteligencia competitiva deberá será tratada y difundida por una red interna y será más accesible por todos los implicados en la empresa que una información obtenida de manera ilícita, que posee un carácter mucho más restrictivo.